martes, 21 de agosto de 2012

Dirigiendo La Casa de Corbitt ¡y haciéndolo bien!

Ya lo dije una vez, no soy buen master de terror, se me da mal y como mínimo me cuesta. Bien, el caso es que ayer dirigí La Llamada de Cthulhu en un pequeño homenaje al maestro del Terror Howard Philip Lovecraft ¿y que aventura? Un clásico entre los clásicos, La Casa de Corbitt, mi primera aventura de La Llamada hace ya muchos años (muchísimos, en el colegio) y que me parece francamente divertida.
Si no has jugado, estas jugando o quieres jugar La Casa de Corbitt ¡deja de leer mortal y entretente con otra divertida entrada porque lo que siguen son spoilers como puños.

Bien, ambientada en Boston esta aventura es la clásica historia de mansión encantada aderezada con elementos de los Mitos; un personaje amigo de los Investigadores entra en contacto con ellos pidiéndoles ayuda, hace poco ha adquirido una casa en el centro de la ciudad, una de los últimas que quedan del viejo Boston, pero sus inquilinos han enloquecido tras vivir en ella, hablan de una presencia maligna, y para que él esté con la conciencia tranquila les pide que investiguen que narices pasa.  La Casa de Corbitt tiene 3 partes bien diferenciadas:

1) La primera es la de investigación, los Investigadores buscan pistas sobre el pasado de la casa y todo lo relacionado con su más famoso inquilino, Walter Corbitt. Hablarán con los últimos inquilinos, investigarán en los Archivos Públicos, explorarán una vieja Capilla y descubrirán cosas extrañas sobre el testaferro de Corbitt, un sectario. Aquí creo que me lucí bastante, obligando a interpretar para acceder a las pruebas, complicando el acceso a la información con trabas legales, etc....

2) La segunda fase es la de investigación de la casa: buscando en la casa irán encontrando de vez en cuando retazos de la vida de los inquilinos, incluyendo unos extraños diarios escritos por Walter Corbitt...pero claro, este sigue "no-muerto" en SU casa y empezará a asustar a los Investigadores, para luego atacarles con brutalidad. En este momento empleé varios trucos, primero hice que un Investigador persiguiese a una sombra hasta la 2º planta, describiendo la escena con cierta vaguedad hasta descubrir que la sombra solo era un gato (Gato que más tarde aparecería muerto, con el cuello roto); en el salón había una radio que por alguna razón destrozaron (creo que era por no funcionar), pero que al entrar en la cocina empezó a transmitir música de jazz y a apagarse según alguien entraba en la sala (repetí esto cuando al 4º días, tuvieron que pasar 2 días descansando) fueron al sotano, pero esta vez con una radio desenfuchada. Otro truquito que empleé fue el de las clásicas muñecas que según entras están mirando a un lado, pero que en un descuido acaban todas con la cabeza girada, hacia la pared del viejo cuarto de Corbitt. O que cuando buscaban si en la paredes había huecos dando golpes fuesen respondidos desde el otro lado.
Y luego Walter se puso agresivo, encerrando a los jugadores en cuartos, atacando con cuchillos o lanzando camas...

3) La última parte es el enfrentamiento con Corbitt, un duro combate contra una débil criatura de los Mitos pero que posee un horrible conjuro Dominar, que obligó a un jugador a atacar hasta la muerte a otro.

Creo que lo hice bastante bien, pero me topé con un problema. Un amigo mío, un buen amigo, tenía la manía de romper el ambiente con paridas o diciendo "Eso lo he visto en cual", discutiendo sobre la cordura, etc...pero bueno, ya lo hablaré con él. Lo cierto es que me gustó dirigir La Llamada (que les gustase la partida supongo que ayuda), y por una vez estuve cómodo con el juego, así que imagino que repetiré.
 Dos de los imvestigadores, intentando sacar información a un loco
 El ingeniero: Le gustan las máquinas
 La zona del Guardian, un lugar de horrible secretos, café y ediciones Primigenias abiertas de par en par.
 ¡CACAHUETES INCOGNOSCIBLES DE LA OSCURIDAD VIL DEL NOVENO PLANO DE TUR-YOGOTH!
 Dando ambientillo

 El anticuario pasándolo un poco mal con tanto susto, tanta radio y tanto golpe

El Guardian lo ve todo, pese a que no hay luz...

2 comentarios:

  1. Yo tras lo del gato muerto le prendía fuego a la casa y luego echaba sal sobre el terreno. NADIE daña a un gato y queda impune mientras yo esté cerca.

    ResponderEliminar
  2. Que guay, que recuerdos me trae ese Corbitt...Yo es hoy el día que lo sigo metiendo en mis partidas de Cthulhu. (Pese a que lo maté a golpes con una pistola en mi primera partida de la llamada XD)
    Un saludo.

    ResponderEliminar