viernes, 21 de junio de 2013

La Puerta de Ishtar: La simiente asesina de Ishme-Dagan

Estaba releyendo La Puerta de Ishtar, me encanta ese libro, y se me ha ocurrido este conjuro. Creo que encaja bastante bien con lo apasionado y feroz de Kishar. Espero que os guste.


La simiente asesina de Ishme-Dagan
Nivel: Brujería 3

Efecto: El hijo del hombre crecerá como un niño normal, amará a su padre y le honrará como es su deber. Ambos podrán tener una relación de lo más normal, padre e hijo, puede incluso que el progenitor le de verdaderos motivos para ser odiado y ser correspondido con verdadero amor. Solo cuando el hijo cumpla 20 años la brujería se desencadenará, el amor que sienta por su progenitor se convertirá durante unos instantes. en una poderosísima aversión  Cuando el padre esté muerto el vástago, la simiente asesina, volverá a su ser. Para su desgracia.
Recordará todo lo sucedido, la rabia que dominó su mente y le hizo matar a quien tanto debe y quería. Si sobrevive será atormentado por ese recuerdo durante el resto de sus días.  Pero la brujería de las emociones a veces falla. En ocasiones ni siquiera este poderoso conjuro puede convertir el amor en odio, y a un hijo en asesino.



Lanzamiento: Para lanzar la simiente asesina de Ishme-Dagan el brujo debe esperar a que la víctima esté esperando un hijo. Entonces a de llevar a su vástago más amado a lo más profundo del desierto de Eria, y ahí contarle como de grande es su odio hacia la víctima del conjuro. Al terminar se colocará detrás de su hijo y gritará el nombre del objetivo, mientras apuñala a su hijo con un cuchillo de silex tallado por él mismo brujo. Luego abandonará el cuerpo en el desierto y no deberá volver la vista atrás.
Entonces tendrá que esperar 20 años. Y jamás deberá perdonar a la víctima, si el odio constantemente no se aviva la magia de esta poderosa brujería de las emociones se consumirá.

Aprendizaje: Para aprender este conjuro el brujo debe de sentir un odio intenso hacia el objetivo, un odio que sea tal que  vengarse sea el eje de su vida. Si pide a Kogu-Shogtosshu una manera de desatar una desgracia sobre su enemigo el Dios le enviará el sueños el conjuro Sabiduría de las Estrellas. En el sueño se verá a sí mismo preguntando tres veces como vengarse, y a sus pies el cuerpo de la víctima, con el corazón atravesado por una lanza tallada en hueso.
Si decide emplear este conjuro y pide a los extraños amos de las estrellas el poder para vengarse le harán llegar el ritual en cuestión. A cambio se llevarán los recuerdos relativos al origen de su odio, pero este perdurará. Un odio que deberá alimentar como uno alimenta un fuego sin leña...con mentiras y engaños.

5 comentarios:

  1. Fli-pante. Me encanta, es muy evocador.

    Y solo quiero añadir que el odio de verdad no es una simple aversión, el odio verdadero es tan fuerte como el amor. :D

    ResponderEliminar
  2. Madre mía qué grande. Me encanta el detalle último de que a cambio del conjuro el tipo olvide el motivo de su odio.

    ResponderEliminar
  3. Un hechizo brutal, me pillé la semana pasada La puerta de Ishtar por recomendación tuya y me parece un juegazo impresionante.

    La idea de un malvado hechicero asesinando a su primogénito solo como una posible venganza hacia otra persona me parece escalofriante... Como casi todos los hechizos de La puerta..

    Además el hecho de que el hechizo pueda fallar... Es una idea brutal, un malvado hechicero que durante 20 años ha aguardado consumiéndose en una red de mentiras y auto engaños, esperando pacientemente y en el punto álgido de su malvado plan, la incertidumbre de si el chico cumplirá la faena o no...

    Me ha gustado mucho este hechizo, quizá lo use contra mis jugadores... ¿Quién sabe? Quizá uno de mis jugadores Awilu regrese a casa en su vigésimo día del nombre y resulta que su padre agravió a un mezquino brujo hace tanto tiempo que ya casi ni lo recuerda...

    ResponderEliminar